Seminci 2007. Días 3 y 4, The band’s visit y Los Falsificadores primeras favoritas.

En estos días dos películas se han colocado como firmes candidatas a la Espiga de Oro, aunque luego ninguna de las favoritas gana, The band’s visit y Los falsificadores empiezan a sonar en los corrillos del Calderón, en las colas para entrar y en el patio de butacas antes de empezar.

La primera de ellas ha sabido convencer tanto a la crítica como a público, al que consiguió emocionar y le dedicó una gran ovación. The band´s visit, seleccionada por Israel para competir en la próxima edición de los Oscars, es una película sencilla que consigue conectar con el espectador contando la historia de una pequeña banda de música egipcia que queda aislada en Israel.

En el segundo caso el cine alemán nos vuelve a ofrecer otro año una buena película que revive momentos turbios de su historia, si el año pasado La vida de los otros revivía las escuchas ilegales en la República Democrática Alemana, éste, vuelve a echar la vista atrás a la época nazi para contarnos como se falsificó cantidades ingentes de dinero para financiar sus actos, el dato ya de por sí es escabroso y si a ello le añades que eran judíos los que realizaban las falsificaciones tienes un punto de partida más que interesante para realizar tu película. El filme se centra en el dilema moral de esos judíos que veían como morían sus compañeros mientras ellos cooperaban con sus verdugos y probablemente les ayudaban en la II Guerra Mundial.

Fuera de concurso pero también recibida con aplausos tras su exitoso periplo internacional llegó a Valladolid La zona, una película escondida en forma de thriller para hablarnos de la desigualdad, del miedo al propio ser humano, de lo peor de nosotros mismos… el filme es la ópera prima de Rodrigo Plá al que habrá que seguir los pasos y que se suma así a la cantera de directores mexicanos que triunfan fuera de su país.

Con más frialdad se recibió a la ganadora del gran premio del jurado en Cannes, El bosque del luto, película sobre como superar la pérdida de los seres queridos con momentos de gran belleza, no sólo estética sino también interior, lastrada por un ritmo excesivamente lento que hace no disfrutar la película y mirar más de una vez la hora en el reloj.

Y también hubo pataleos y deserciones, los primeros en Centoichidi, en cuyo pase al menos también pudieron escucharse aplausos, peor fue lo de Razzle Dazzle que a muchos hizo pensar que fuera estaban regalando dinero debido al gran número de gente que de manera progresiva fue abandonando la sala según avanzaba la proyección.

Aún así de momento el sentimiento generalizado de la gente es, por fin una SEMINCI que nos gusta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: