Mamma mía: tan hortera como entretenida

Waterloo, Mamma mia, Gimme gimme… es innumerable la lista de éxitos que el grupo sueco ABBA consiguió colocar durante muchos años en las pistas de baile de todo el mundo. Ninguna de ellas destacaba por sus letras, o su poesía descarnada, pero nadie puede negar que los pies se van solos cuando en algún sitio suenan los primeros acordes de una de sus canciones. Esta premisa parece haberla aceptado de buen gusto el musical de Broadway y ahora película que toma por título una de las canciones más conocidas del mítico grupo. Mamma mía!

Esta es su mejor arma, la película se sabe hortera y se enorgullece de serlo, no lo oculta y juega con ello produciendo una sonrisa constante ante sus números musicales y las andanzas de una madre y una hija en busca de un padre que la lleve el altar. Desde el primer momento sientes simpatía por sus canciones, por sus personajes, y no puedes, como en las canciones de ABBA evitar que los pies o los tarareos se te vayan.

Este musical olvida las coreografías de pasos imposibles (que también las tiene como Voulez-vous) para mostrarnos números mas terrenales, como todas las mujeres de un pueblo griego bailando con el Dancing Queen, o Meryl Streep  simplemente interpretando más que bailando el Mamma mía. Y aquí se presenta la otra baza de este filme, la actriz con más nominaciones de la historia del cine se presenta otra vez como un torbellino capaz de ser el alma de un filme que parecía predestinado a ser menor pero que por momentos ella eleva a grandes alturas, Meryl Streep prefiere no cantar tan bien pero demostrar ante la cámara un abanico de emociones pocas veces conseguido cuando se canta, The winner takes it all pone los pelos de punta gracias a ella.

No hay que olvidar tampoco a la joven Amanda Seyfried, la mejor voz del reparto y una joven promesa que sorprende como hija de Meryl Streep y un gran grupo de secundarios en el que destacan la pareja de amigas de la protagonista, protagonizadas por Christine Baranski y Julie Walters. A pesar e ello no hay que dejarse llevar por el entusiasmo y hay también números que acaban cayendo en el absurdo como el Take a chance on me del final, ciertas situaciones ridículas y un final demasiado precipitado.

Aun así un entretenimiento más que notable, altamente recomendable, divertido, tierno e ideal para ir a ver con las madres del mundo. Aquí os dejo la página web de la película y abajo el trailer de la misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: